TRIBUNA INNOVEX

TRIBUNA INNOVEX

INNOVAR PARA UN DESARROLLO SOSTENIBLE

Victor Calvin

Antes de entrar en reflexiones sobre el desarrollo sostenible no me resisto a remachar una vez más sobre la importancia de la innovación. La innovación es y será cada vez más el motor de la empresa, primero para sobrevivir a esta crisis y después para progresar y defenderse de la agresividad de los competidores.
Dicho esto, vamos a repasar algunas reflexiones que alguna vez nos hemos hecho sobre lo que hoy llaman sostenibilidad:

La innovación, ya sea tecnológica u organizativa, debe ser lo más respetuosa posible con la sociedad y con el medio ambiente. Una innovación que persiga también un mundo mejor para todos y una preservación de los recursos naturales del planeta.

El incesante caminar hacia la innovación y la excelencia debe buscar la máxima satisfacción y bienestar de todos los grupos de interés y agentes que concurren en la actividad empresarial, los trabajadores, los clientes, los proveedores y la sociedad en general, prestando especial atención a la comunidad del entorno. Solamente así se construye un marco de innovación y progreso basados en una verdadera Responsabilidad Social Empresarial.

La mejora de la calidad de vida laboral debe ser una de las metas principales de la política social. Velar por la seguridad y salud de los trabajadores crea poco a poco un mayor clima de confor y de creatividad que estimula hacia un trabajo bien hecho.

Aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías al servicio de un planeta más equilibrado y limpio nos permitirá una mayor preservación de nuestro medio ambiente y de sus limitados recursos. Las materias primas, la energía y el agua son, en general bienes escasos y deben convertirse en uno de nuestros principales objetivos de reducción constante, tanto en los procesos como en los productos que fabriquemos. En este contexto es fundamental seguir el principio de las tres “R”: la Reducción de consumos, la Reciclabilidad de los residuos y su Reutilización en otro tipo de productos.

La innovación tecnológica debe ponerse también a disposición de nuestros clientes y de la sociedad en general formando equipo con nuestros proveedores y logrando crear nuevos productos cada vez más respetuosos con el medio ambiente.


En definitiva, poner toda nuestra capacidad de innovación al servicio de nuestros trabajadores, de nuestros clientes, de nuestra sociedad y de nuestro planeta en general es la mejor forma de añadir valor y contribuir a un desarrollo sostenible.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar